SOLUCIONES A LA “PESETA” DEL TOMATE, PROVOCADA POR FALTA DE CALCIO. CICLO DE CULTIVO [DÍA 39]

La falta de calcio produce un problema en el fruto del tomate, la podredumbre apical, también llamada blossom, pero sobre todo conocida por el nombre de peseta.

En esta serie de vídeos que estamos compartiendo, contamos las experiencias que tenemos en nuestro invernadero. No pretendemos explicar una fórmula perfecta, y, de hecho, nosotros solemos llevarlo muy al límite para ver los efectos de clima y riego, incluso sobrepasando esos límites en ocasiones, con lo que aparecen problemas. Para nosotros es importante buscar esos límites y cometer errores, ya que se suele decir que se aprende más de los fallos que de los aciertos y nuestro objetivo es aprender y crear conocimiento para poder transferirlo en nuestras actividades de divulgación y formación.

En esta ocasión, hemos tenido un problema de peseta en el invernadero. La peseta, o podredumbre apical del tomate, se distingue por generar una coloración oscura en la parte inferior de los tomates, como mostramos en el vídeo. Esta fisiopatía no es única de los tomates, ya que puede aparecer también en la berenjena. La principal causa de que este problema aparezca es la falta de calcio en la nutrición de la planta, aunque también si los riegos son excesivos o escasos. En nuestro caso, ha tenido que ver la reducción de calcio y la reducción de la aportación de agua.

Este problema ya lo habíamos previsto, por lo que hemos estado muy pendientes y en cuanto ha hecho aparición, hemos empezado a hacer cambios en nuestra estrategia; aumentando el equilibrio de nitratos (incluido nitrato cálcico) y cambiando el riego horario a riego por demanda. A partir de este momento esperamos no volver a tener el problema de blossom en el tomate. Es importante retirar los tomates que tengan este problema para no malgastar recursos de la planta en seguir desarrollándolos.