En el primer video de esta serie que venimos realizando sobre el ciclo de cultivo, explicamos cómo crece la planta de tomate en un ciclo generativo y en un ciclo vegetativo. Ahora que han pasado varias semanas, vamos a hacer una comprobación de la evolución de ambas estrategias.

EL CICLO VEGETATIVO DEL TOMATE Y EL GENERATIVO

Las estrategias que hemos llevado a cabo para el tomate cherry de nuestro invernadero han tenido como objetivo pasar de un ciclo generativo a un ciclo vegetativo. Algunas de estas acciones fueron aumentar el número de riego y potenciar la aportación de nitrógenos en su balance nutricional.

En el tomate en rama, donde el objetivo era el inverso, es decir, pasar de vegetativo a generativo, redujimos el tiempo de riego y el aporte de nitrógeno y potenciamos el de potasio y el de fósforo. Con estas estrategias, conseguimos que se disminuyera la humedad en los sacos de cultivo y el aumento de las sales, consiguiendo que la planta engrosara.

De este modo, ambos cultivos del invernadero se igualaron bastante. Una vez que esto ocurrió, cambiamos la estrategia de estrategia de riego, pasando del tipo horario a riego por demanda; y además, debido a las carencias que pudimos apreciar hace tres días, hicimos nuevas modificaciones en el balance nutricional. En este momento, los dos cultivos siguen una receta nutricional muy similar pero el aporte de agua es diferente en cada uno de ellos, siendo sobre todo apreciable en cuanto al drenaje, pues hemos establecido que la cantidad ideal para el tomate cherry es del 15% mientras que el de tomate en rama es del 25%. Una vez realizadas las comprobaciones, hemos podido comprobar que los valores medios actuales se sitúan de forma favorable; 13% en cherry y 22% en tomate en rama.

LA IMPORTANCIA DE LOS REGISTROS DE CULTIVO EN LAS ETAPAS DEL CRECIMIENTO DEL TOMATE

Los registros de cultivo, como hemos explicado en anteriores vídeos, son fundamentales para comprobar que las estrategias se están realizando de una forma adecuada y orientada al objetivo que queremos conseguir. En nuestro cultivo todo está creciendo de forma adecuada hasta este momento, por lo que mantenemos nuestra estrategia de riego, pero sí que vamos a realizar cambios en nuestro clima dentro del invernadero, porque es necesario tener en cuenta la climatología exterior, que está en un momento de cambio.

Recommended Posts