El experto Jesús Esteban detectó que teníamos un pequeño ataque de oidio en algunas de nuestras plantas de tomate. Hace 10 días detectamos que teníamos también tuta, por lo que además estamos llevando a cabo un tratamiento preventivo para el control de tuta absoluta.

El oidio en plantas de tomate

Al principio del vídeo hemos recordado la amenaza de oidio en nuestras plantas que detectó Jesús Esteban, experto en tomate y colaborador técnico de Etifa. Hoy explicamos el tratamiento preventivo insecticida y fungicida para oidio y tuta que estamos realizando, y que además sirve para prevenir la mosca blanca.

El papel de la Gestión Integrada de Plagas es fundamental para no dañar a la fauna beneficiosa del invernadero; como los abejorros, con función polinizadora; o como el nesidiocoris, que previene el ataque de tuta. Para ello, también es importante respetar los plazos de seguridad de los productos.

El oidio también se conoce popularmente como “ceniza”, ya que suelta un polvillo blanco llamado micelio. El ataque de oidio por lo tanto se ha detectado a tiempo. El oidio se detecta de forma temprana en la parte inferior de las plantas, en forma de manchas de color amarillo, como se muestra en el vídeo.

El control de la tuta absoluta en tomate

Tenemos bastante controlado el ataque de tuta que detectamos en el día 28 del cultivo. Para tratarlo, hemos utilizado nesidiocoris, que ya está en la planta. La oruga de la tuta se introduce en la hoja, tunelándola, y hace que la hoja se seque, no pueda hacer la fotosíntesis y matando la hoja. Sabemos que el nesidiocoris está actuando, pues hemos encontrado larvas muertas de tuta en las hojas. Además de esto, hemos empleado insecticida para tuta absoluta en tomate: una hormona de crecimiento que impide que se desarrollen los huevos y larvas, y que afecta al sistema reproductor de los individuos adultos, impidiendo que se reproduzcan. También se utilizan trampas adhesivas negras, que atraen a los adultos, los cuales acaban pegándose. También usamos trampas de feromonas que los confunden y que los atrapan en parafina. Añadido a esto, se aplica un bacilo que ataca el aparato digestivo de la tuta, causándoles la muerte.

El momento de aplicar los tratamientos

Para evitar que se produzca una condensación en las hojas que les pueda provocar quemaduras con el efecto del sol, los tratamientos se aplican a primera hora de la mañana. Cuando no se puede realizar en este momento por algún motivo, se pueden cerrar las pantallas del invernadero, como hemos mostrado en el vídeo, hasta que las hojas estén secas.

Recommended Posts